Entrevistas imperfectas: David Galán Galindo, director de «Orígenes secretos»

Orígenes secretos Nadie es perfecto producciones

Comparte este post

«Mi intención siempre fue adaptar la novela «Orígenes secretos» a una futura película»

 

Orígenes secretos” no es solo el primer largometraje como director de David Galán Galindo. También es el primer thriller de superhéroes que Nadie Es Perfecto produce. Y también nuestro primer Original Netflix. Y, encima, lleva siendo nº1 en España todo el fin de semana. Ahí es nada.

Compartimos nuestra euforia con David Galán Galindo en esta entrevista:

 

¿Cómo surge la idea de adaptar la novela a una película? ¿Eres de los que escriben ya viendo las imágenes?

La novela tiene valor por sí misma y es una historia que cientos de lectores han abrazado como suya; me encanta que gracias a la película muchos más se han acercado al libro. Pero debo confesar que, claro, siendo, como ya era cuando la escribí, director de cine, mi intención siempre fue adaptar la novela a una futura película. Creo que eso de manera inevitable se refleja en la novela, que es bastante cinematográfica. Así que sí: ¡veía las imágenes muy claramente!

 

Es tu primer largometraje, ¿qué ha sido lo más difícil?

Al principio, me dio un poco de vértigo manejar un equipo de profesionales tan grande, acostumbrado como estaba a equipos mucho más reducidos. Y luego, esta película tenía cosas a las que nunca me había enfrentado como director y fueron un reto y un aprendizaje: peleas coreografiadas, escenas de conducción, rodaje con fuego…

 

Es un thriller, con efectos especiales y de maquillaje complejos y muchas escenas complicadas… ¿Cuál ha sido el plano que más ha costado rodar en “Orígenes secretos”?

Seguramente fueran los planos con fuego porque muchos eran casi a toma única… pero creo que el plano con el que más sudamos, porque era importantísimo para mí que quedara perfecto, es el de cierto personaje saliendo de Planeta K con su nuevo traje y capa ondeando al viento. Era un plano con coordinación de actores, lluvia y viento y que, además, rodamos a última hora de una jornada larguísima de rodaje nocturno. Una tormenta perfecta, nunca mejor dicho.

 

¿Cómo se construye el perfil psicológico de un asesino en serie? ¿Has tirado de referencias?

A mí me interesa poco cómo funciona realmente la mente de un asesino en serie (aunque me flipa “Mindhunter”, la serie de Fincher) y sí que me interesan referentes de asesinos míticos de ficción. Nóvaro tiene un poco del John Doe, de “Seven”; un poco del Elijah Price, de “El Protegido”, y un poco de Hannibal Lecter, de “El Silencio de los corderos”. Y, encima, al contrario que todos los ejemplos anteriores, sabe dar patadas voladoras nivel Van Damme.

 

¿Cómo ha sido el trabajo de mesa con los actores? ¿Ha sido fácil compartir el universo cómics con ellos?

Tengo un elenco de ensueño, grandes actores y con gran intuición. No es una película esta como las que les suelen ofrecer y en ese sentido yo sabía que mi labor como director de orquesta era importante, darles seguridad en lo que estaban haciendo, que entendieran el tipo de película que estábamos haciendo. Todos lo hicieron y creo que la película tiene varios duelos interpretativos de órdago. El que tiene Resines y otro actor (es spoiler) en el tercer acto me parece apoteósico.

 

Orígenes secretos Nadie es perfecto
Brays Efe, David Galán Galindo, Javier Rey y Verónica Echegui, durante el rodaje de «Orígenes secretos»

Lo mejor y lo peor del rodaje.

Lo mejor, el trabajo con los actores, ver cómo daban vida a personajes que yo creé en la soledad de mi escritorio y de pronto están delante de mí, respirando… Para mí era emocionante ver a Brays de Jorge Elías o a Vero de Norma diciendo esos diálogos imposibles. Disfruté al verlos trabajar. A todos. Pero aquí querría destacar a Javier Rey porque él es EL AMOR. Es un placer rodar con él y tiene un potencial del que no hemos visto ni la mitad. Seguramente sea el mejor actor de su generación. He dicho.

Lo peor, sin duda la dictadura del tiempo. Fueron 7 semanas agotadoras, pero ojalá hubieran sido 14. Tener mucho más tiempo para rodar y preparar las cosas sería un sueño.

 

Viendo “Orígenes secretos” podemos intuir la respuesta, pero… ¿eres más de los superhéroes con poderes o de los que se hacen a sí mismos?

Pues no creas que se intuye tanto… Mi superhéroe favorito es el Capitán América y creo que no hay mejor origen de superhéroe que el de Spider-Man porque empieza usando sus poderes de manera egoísta y hasta que no le ocurre la tragedia de su tío no se da cuenta de que debe usar sus poderes para el bien. Así que… ¡no tengo nada contra los poderes!

 

El humor está presente en todos tus trabajos, a pesar de tratar temas que son muy serios. ¿Se puede hacer humor de todo?

Con todo todito. No creo en la censura para nada. Todos somos adultos y debemos aceptar que si no nos gusta oír algo, lo que hay que hacer es dejar de ver esa película, ese programa, esa serie o ese monólogo. Tacharlo de nuestra lista personal, no tacharlo de la existencia. Querer lo contrario es infantil e inmaduro.

 

¿Es más fácil ser villano o héroe?

Supongo que villano. Ser héroe requiere esfuerzo. Hacer cosas porque es lo correcto. Ser villano es dejarte llevar por tus instintos, rendirte, en cierta forma.

 

5 “imperfecciones” rápidas

Una adaptación de cómic

Me quedaría con lo que ha hecho Marvel estos últimos 10 años, como universo unitario. Ese es el gran mérito, que todos entendamos que están adaptando un universo entero. Lo que hemos vivido con pelis como “Vengadores: Infinity War” o “Vengadores: Endgame” es Historia del Cine.

Un fallo de guión

Mmmm… En “Blade II”, de Guillermo del Toro, Blade parece tener, a lo largo de la película, un interés romántico con una vampira, llegando incluso a llorarla cuando la matan. Esto me parece que rompe la lógica del personaje porque lo hemos visto varias veces (por ejemplo al inicio de “Blade”, en la discoteca), entrando y matando indiscriminadamente a todos los vampiros que encuentra. Si Blade acepta el hecho de que pueden existir vampiros buenos, vampiros de los que te puedes hasta enamorar… la próxima vez que entre a masacrarlos en una fiesta tendría que ir hablando antes con cada uno de ellos para ver si son buenos o malos, ¿no? Si tengo oportunidad, esta duda que me carcome se la contaré algún día a del Toro, que para mí es un ídolo.

Un villano

El Doctor Octopus, de Spider-Man. Es el antagonista en algunas de las mejores historias del trepamuros y es un personaje que, gracias a algunas sagas de los cómics (Spider-Man Superior, por ejemplo), me parece de una profundidad tremenda.

Un superhéroe que todo el mundo ama y tú odias

Soy incapaz de odiar a ningún superhéroe, no hay personajes malos, solo malas historias. Pero reconozco que el Hulk monosilábico me da mucha pereza cuando está solo. El Hulk de “¡Hulk aplasta!”. Por eso, la peli de Ang Lee me aburrió sobremanera, y la de Edward Norton era mejor porque estaba Norton, pero igualmente me dio pereza. Eso sí: Hulk en conjunción con Los Vengadores es crema. Y cuanto más habla, mejor. El Hulk de Peter David, parlanchín, es mi preferido en los cómics. Me encantaría hacer una peli con el Hulk hablador.

El peor thriller de la historia

¡Buff! No sabría decir… Es un género que trabajo bastante, pero porque precisamente me suelen gustar. Pensar en el peor… me has pillado. Si preguntaras por pelis malas basadas en cómics, ahí sí tengo una retahíla: “Dragonball Evolution”, “Catwoman”, “Elektra”, “La Liga de los Hombres Extraordinarios”… En series, la primera temporada de “Iron Fist”. Hay cosas muy duras de ver.

Más en nuestro blog:

Uncategorized

Presentación de ‘Mujeres Sin Censura’ en Madrid

‘Mujeres Sin Censura’ protagonizó la inauguración del ciclo Historias para contarnos con la película Mujeres sin censura, documental producido por Unicorn Talent S.L. y Nadie

Scroll al inicio